SE UN EJEMPLO

LO QUE TU DICES O HACES IMPORTA

Una y otra vez los estudios revelan que los jóvenes son influenciados por sus padres y maestros. En conclusión: necesitamos ser ejemplos positivos para nuestros niños y jóvenes.

  • Los jóvenes son tres veces menos propensos a embriagarse si los padres opinan que está mal hacerlo.
  • Los jóvenes que tienen reglas familiares claras son 1.7 veces menos propensos a usar marihuana.
  • Los jóvenes que tienen maestros que los aprecian y los animan son 1.7 veces menos propensos a usar marihuana.
  • Entrenadores: Los estudiantes de secundaria y preparatoria que participan en actividades deportivas son 1.5 veces menos propensos a abusar de medicamentos recetados.
  • Los padres y maestros pueden utilizar el juego de rol para saber cómo decir que no y ayudarles a entender el por qué deben decir que no. (el quedarse en el equipo, tener buenas calificaciones, etc.)

CÓMO SER UN BUEN EJEMPLO

Tal vez una de las cosas más difíciles de ser un adulto es ser un buen ejemplo para sus hijos. A pesar de la dificultad, es importante que limitemos nuestro uso de alcohol o marihuana en frente de nuestros hijos. Da el ejemplo de tener un chofer designado, usar Uber o un taxi, o transporte público cuando tome o use marihuana. Habla sobre cómo aprendiste a escoger tus amigos cuidadosamente, esto tiene mucho impacto. Inicia una conversación donde tu hijo te pregunte sobre su uso del alcohol o marihuana (es difícil lo sabemos) pero es una gran idea. Es importante iniciar la conversación y seguir teniendo muchas más. ¡No es fácil, pero vale la pena!