CONOCE LA LEY

Las drogas y el alcohol pueden afectar tus relaciones, tu salud física y mental, y existen consecuencias legales que pueden tener un impacto significativo en tu vida. Es importante conocer y respetar las leyes que existen para protegerte a tí y a los demás.

LEYES DE COLORADO

  • En Colorado, la marihuana recreacional y el alcohol son legales, pero solo para las personas de 21 años o más.
  • Es una felonía si alguien de 21 años o mayor le da marihuana recreacional a una persona menor de edad.
  • La marihuana medicinal solo es legal para los que tienen una receta de un médico.
  • Es contra la ley el vender o darle alcohol a las personas menores de edad o dejarlos que beban alcohol en un bar o en una tienda.
  • Si usas una licencia de conducir prestada o cambias la tuya para decir que tienes 21 años, estas violando la ley. Cualquier persona que te de una identificación falsa también está violando la ley. No puedes prestar, usar o alterar la licencia o identificación de ninguna forma.
  • Dependiendo de que tipo de medicamento, puedes estar cometiendo una felonía al utilizar el medicamento recetado de alguien más.

ALGUACIL DEL CONDADO DE DOUGLAS PATRULLAJE DE FIESTAS

En colaboración con la Coalición del Condado de Douglas para la Prevención del Abuso de Sustancias en Adolescentes, el alguacil del Condado de Douglas (DCSO por sus siglas en ingles) está pidiendo su ayuda en prevenir el uso de sustancias en los jóvenes y los accidentes y muertes de nuestros jóvenes.

POSIBLES SANCIONES

Cualquier persona menor de 21 años a la cual se le encuentre en posesión o se sospeche que consumió alcohol o marihuana puede tener que enfrentar cargos penales (Minor in Possession MIP por sus siglas en inglés).

Un adolescente puede incurrir estos cargos de MIP en la Corte municipal o del distrito. Depende de varios factores el determinar bajo cual corte se imponen los cargos. Estos factores pueden incluir el lugar donde se alega sucedió el hecho, la severidad con la que te acuse la agencia legal y si has tenido cargos previos.

En la corte municipal la sanción usualmente incluye:

  • Primera ofensa: multa hasta de $100 y/o cumplir con curso educativo sobre el abuso de sustancias.
  • Segunda ofensa: multa hasta de $100, completar un curso educativo, una orden de asesoramiento por abuso de sustancias y cumplir con un tratamiento, y 24 horas de servicio público.
  • Tercera ofensa: multa hasta de $250, completar un asesoramiento por abuso de sustancias con el tratamiento requerido, y hasta 36 horas de servicio público.
  • La corte del distrito usualmente incluye supervisión de un coordinador de servicios el cual incluye el hacerse exámenes de orina seguidos, supervisión de tu desarrollo escolar, y reportes de tu hogar.

El juez puede ordenar una evaluación o terapias como parte del proceso jurídico, y el no cumplir con alguna de estas cosas puede resultar en una reclusión en un lugar para jóvenes. El castigo por MIP en cortes municipales puede incluir hasta 2 años de libertad condicional supervisada.

Si a una persona menor de edad lo atrapan conduciendo bajo la influencia del alcohol o drogas, le pueden pedir que cumpla con servicio comunitario, cursos educativos, ser multado, puede perder su licencia o cumplir sentencia en la cárcel. Es importante saber que hasta pequeñas cantidades de alcohol en personas menores de 21 años puede ser castigado.

Una persona menor de 21 años que tenga niveles de alcohol en la sangre de .05 o más altos puede recibir las mismas penalidades administrativas y criminales que un adulto.

El Departamento de Transportación de Colorado estima los costos asociados con conducir bajos los efectos de sustancias (DUI por sus siglas en inglés) (contenido de alcohol en la sangre de .08 o más) en $10.000 o más e incluye honorarios del abogado, incremento en su póliza de seguros, gastos para recuperar su licencia de conducir, cobros por libertad condicional, etc.

Para más información sobre las leyes y castigos relacionados con el uso del alcohol y drogas, visita No DUI Colorado.

CONSEQUENCIAS SOCIALES

Es probable que enfrentes otras consecuencias si te encuentran usando drogas y/o alcohol (mas allá de que tengas que enfrentar a tus padres). Te podrían correr de equipos deportivos y/o suspenderte o expulsarte de la escuela, aún si el incidente no haya ocurrido en la escuela o durante horas escolares.

Si eres un estudiante universitario podrías perder tu ayuda financiera.

La próxima vez que alguien te ofrezca un trago (y/o drogas) pregúntate si vale la pena.